Revista Literaria
Hurgando en mi biblioteca, cosa que me gusta hacer en especial en días como hoy, nublados, grises, fríos y feriados; en la sola compañía de mi hija, mientras ella se delecta con lo que más le gusta, la compu; yo, “escarbo” en los estantes donde algunos libros llevan quizás demasiado tiempo esperando esa caricia que vuelva a recorrer sus hojas, a pulsar su encanto.
De mi pésima memoria rescato algo: especialmente con los libros cuando pasa por mi mano un tomo que se que he leido, que recuerdo el autor y el título pero intento, sin abrirlo, evocar su trama o su prosa y sucede que…¡no tengo ni idea de que se trata!. Pero basta pasar dos o tres páginas para que mi mente traiga el bagaje de esa lectura, incluyendo no solo el texto, sino también, músicas, olores, sentimentos, hasta estados de ánimo precisos de cuando leí ése libro, pasados ha ya muchos años.
Así, sacando, aireando tomos, de recorrida por los autores hispanoparlantes; que en mi biblioteca posan sin nacionalidad ni credo ni raza; solo en un frío orden alfabético por apellidos. Así, decía, apareció éste. Digo apareció, porque nada o casi nada me lo trae de vuelta a la memoria.
Este Libro titulado “Sueño, Siento,Digo..” de Sara Sarquís de Sarquís dice en la pestaña de tapa: que nació de inmigrantes libaneses en el año 1917. A continuación, en esa primera hoja completamente en blanco, que ya no es blanca, sino sepia del tiempo, acentuado en los bordes, reza de puño y letra: “Con Afecto Sara S. Sarquís, 1997.”
Quien es o era esta poetisa que a sus 80 años de edad, en 1997, con afecto firma mi ejemplar, no lo sé.
Pero vaya en estos dos textos de ella, mi ignoto y pobre homenaje; que ni el tiempo ni el viento lograrán que en algún oscuro anaquel, de alguna biblioteca cualquiera, espere esa caricia que le devuelva la vida.
A su memoria y la de tantísimos otros que esperan ese instante.
Roberto Palicio

Anuncios