Hace rato que encuentro tu mirada tirada en las baldosas de los patios,mirándome, persiguiéndome.

Decidí buscar más huellas mirándola y mirándote para comprender por fin que sos lo que creía y lo que creo que sos.

Hace un rato que el café quedó frío sobre la mesa y nadie quiso tomarlo y está muy bien.

Está muy bien.

Hay un retorno en el pensamiento del que quiere repetir y hay vacío inmenso en el de aquél que quiere olvidar.

Permiso conciencia. No voy a dejarte.

Podes iluminar,mas no retroceder el camino que estoy caminando…hoy es hoy y tu mirada también es parte de esta parte.

La ambigüedad obliga a elegir.

La elección trastoca el paso en pensamiento…y la verdad en estos casos no es preciso pensar, más bien sentir.

Hace rato…

Hace rato te siento.

Anuncios