“Cuaderno de invierno azul”,
de Iván Hirschhorn
“El tiempo de amarnos”

Me gusta charlar cuando nos despedimos,
como queriendo arrancarte del tiempo
y hacer la espera menos eterna,
quisiera comprender tus deseos más intimos
antes del solitario camino a casa.

Con mi mente que no me acompaña
que se quedase recordando tus labios,
ahora las calles se me hacen más anchas
y el mundo demasiado frío e insondable.

Quisiera arrancarte del tiempo, mujer,
de todo lo que nos ata,
quisiera comprenderte pero no me comprendo
y eso lo hace más veradero.

Cuando encontremos un lugar
cuando nuestras almas por fin tengan sosiego
luego de años de vagar por el planeta,

te besaré dulcemente
y volveré a creer en el amor.

Anuncios