ramayana-06.jpg
Entre los muchos poemas épicos o epopeyas de la literatura sánscrita, sobresalen el Ramayana y el Mahabharata, anteriores y superiores en originalidad y belleza a la Ilíada y la Odisea. Ambos escritos describen usos, costumbres, creencias y cultura de los antiguos arios. pueden considerarse como el monumento más antiguo de la poesía sánscrita, por más que anteriormente ser escribieron los Vedas, cuya mayor parte está en forma métrica; pero en la India se disputa el Ramayana por la primera y primitiva producción poética.
Su autor fue Valmiki Prachetasa, sobre cuya vida se forjaron después tantas conjeturas como sobre Homero y Shakespeare en Occidente, aunque no cabe duda de la autenticidad de su existencia, si bien muchos versos del poema no son suyos, sino interpolaciones, que no obstante acrecientan la magnificencia del poema sin par en la literatura mundial.
La célebre Gesta de Rama es el poema épico de mayor extensión. A pesar de los múltiples elementos de carácter fantástico que integran esta composición, se considera que tiene una base histórica, como todos los grandes mitos de la antiguedad. Los hechos relatados habrían ocurrido entre 2350 y 1950 a. C., según algunos investigadores, mientras que otros proponen fechas más tardías. El texto, tal como lo conocemos data del siglo IV a.C.
Uno de los relatos incluidos en el Ramayana, llamado “La historia de Rishyashringa”, que en sánscrito significa: risha: ciervo o gacela, y shringa: cuerno. Se trata, en resumen, de la historia de un ermitaño, al que todos conocían como “el hombre-gacela con un cuerno”, que se tradujo más tarde como “unicornio”.
Cristina Cambareri.

Anuncios