Archivos para el mes de: febrero, 2014

paleta

Hans (Jean) Arp*

LA PIEDRA DEL UNIVERSO

” Los cabellos blancos de las piedras. los cabellos negros de las aguas.
los cabellos verdes de los niños. los cabellos azules de los ojos.
las aguas cierran los ojos pues del cielo caen piedras y niños.
a las piedras a las aguas a los niños y a los ojos se les caen los cabellos.
las piedras tienen mantequilla en el bolsillo derecho y pan en el izquierdo
y todos las toman con gran seriedad por sandwiches.
los sandwiches de piedra llevan la raya a la derecha los sandwiches de agua
la raya a la izquierda y los sandwiches de niño llevan la raya al medio.
las piedras son mudas e ignorantes el agua no tiene carácter
y para qué sirve a los niños un clamor de pulga y a las miradas
un trueno de piojos
conscientes de su fuerza los cabellos se sientan a la mesa dispuestos a devorarlo todo.
blanco negro verde y azul son los colores del universo. hoy se usa llevar prados verdes
con calzado negro y cabellos azules

prados verdes. cielos azules. zapatos negros. cabellos blancos.
zapatos negros de labios azules y botones azules.
barbas de cuatro colores en una sola persona como los cabellos
vivos de nuestro tiempo.
espacios azules de picos verdes y calzado verde.
la fuerza del león es blanca.

la fuerza del fuego es blanca.
los ojos fieles de la fuerza son negros.
el negro es símbolo para el blanco.
el blanco es símbolo para el blanco. blanco significa lo mismo que hasta la vista
o cuándo me despertaré como flor con anteojeras
las campanas blancas responden con su carillón verde a las preguntas de los labios
o a las preguntas de los picos
la cobardía de la fuerza es negra como los ojos fieles de la fuerza.
los cuatro colores de las barbas son blanco negro verde y azul.
la velocidad de las piedras es azul.
la falta de carácter del agua es verde.
la carne de los niños es negra.

el agua cierra los ojos pues del cielo caen piedras. las piedras caen sobre la cabeza
de los niños. los ojos caen del rostro de los niños. ahora los niños ya no
encuentran el camino del techo a la boca y de la boca al estómago
y del estómago a la bacinilla.
los cabellos blancos de las piedras están peinados. los cabellos negros del agua
caen en la sopa.
las piedras se dedicaron en seguida al trabajo negro. el sudor verde chorreaba
en cascada desde sus relojes azules y como daban las doce se hizo la limpieza
de los prados verdes y los cielos azules.
los zapatos negros están lustrados.
los cabellos blancos están peinados.
las piedras lavaron las salpicaduras de sangre con el agua sin carácter y así todo se olvidó
muy pronto y todo pudo recomenzar.
los cabellos blancos de las piedras. los cabellos negros de las aguas. los cabellos verdes
de los niños. los cabellos azules de los ojos.

los cabellos blancos de las piedras. los cabellos negros de las aguas. los cabellos verdes
de los niños. los cabellos azules de los ojos.
los cabellos blancos. los cabellos negros. los cabellos verdes. los cabellos azules.
las piedras. las aguas. los niños. los ojos.
cabellos de piedra. cabellos de agua. cabellos de niño. cabellos de ojos.
los prados verdes. los cielos azules. los zapatos negros. los cabellos blancos.
azul. verde. negro. cobarde y fiel. ”

* Hans Arp (1887-1966) fue un escultor, poeta y pintor francoalemán, nacido en Estrasburgo.
Su poesía se incluye dentro del movimiento surrealista. En 1925 publicó “El Lissitzky” sobre «Los ismos en el arte». A partir de los años treinta y hasta su muerte, escribió y publicó ensayos y poesía.
En 1958 se presentó una muestra retrospectiva de sus trabajos en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, a la que siguió una exposición en el Museo de Arte Moderno de París, en 1962.
El Musée d’Art moderne et contemporain de Estrasburgo, conserva muchas de sus pinturas y esculturas.
Arp murió en Basilea, Suiza en 1966.

incunable

Incunable “Herbarius Latino”, 1484, impreso por Peter Schöffer

HERBARIOS

Desde la antigüedad, los botánicos, particularmente interesados en el estudio de las plantas medicinales que eran denominadas «hierbas», mantenían colecciones representativas de estas plantas, preparadas y conservadas con fines de referencia.
Durante la Edad Media la palabra «herbario» se refería a un libro de botánica, específicamente relacionado con las plantas medicinales, en el que se enumeraban los productos naturales producidos por las plantas, raramente de los animales y minerales, con valor terapéutico. Era un libro de medicamentos simples, integrados por un solo componente, procedentes de la naturaleza, especialmente de las plantas.
Durante el período manuscrito, antes de la invención de la imprenta, los escritos se ilustraban para hacerlos más inteligibles; y con este fin se acompañaban los textos con ilustraciones coloreadas. No obstante, los sucesivos copistas iban añadiendo distorsiones de forma progresiva -esto ocurrió a lo largo de mil años-, por lo que las ilustraciones, en vez de resultar una ayuda, se acabaron convirtiendo en un obstáculo para la claridad y precisión de las descripciones.Los primeros herbarios proveían solamente información sobre las propiedades medicinales, reales o imaginarias, de un grupo de plantas.
Hoy existen más de 3.300 herbarios públicos en el mundo,24 los cuales contienen unos 270 millones de plantas secas y prensadas, que representan además de las 250.000 especies de plantas vasculares conocidas hasta el momento, muchas otras aún no identificadas. Toda la información respecto a estos herbarios se encuentra en el Index herbariorum, obra en la que a cada herbario se le designa con una sigla particular además de proveer información adicional acerca de la dirección de cada herbario, el número de ejemplares que posee, el nombre de los principales especialistas que allí trabajan y el nombre de los principales colectores.
También existen hoy los herbarios virtuales, que nacieron como una herramienta de consulta gratuita a disposición de todos aquellos que quieran conocer los distintas plantas de una determinada región, su ecología, distribución, nomenclatura, taxonomía, y está dirigida a estudios científicos, organismos públicos, grupos ecologistas, asociaciones vinculadas a la naturaleza, o simplemente, a quienes quieran identificar las plantas a través de sus fotografías.

incunable 2

Tratado tibetano de medicina, plantas y animales.

14

¿POR QUE SAN VALENTÍN?

Cuenta la leyenda que San Valentín era un sacerdote que, hacia el siglo III, ejercía su credo en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras.
El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. El emperador Claudio se enteró y como san Valentín gozaba de un gran prestigio en Roma, el emperador lo llamó a palacio. San Valentín aprovechó aquella ocasión para hacer proselitismo del cristianismo. Aunque en un principio Claudio II mostró interés, el ejército y el gobernador de Roma, llamado Calpurnio, le persuadieron para quitárselo de la cabeza.
El emperador Claudio dio entonces orden de que encarcelasen a Valentín. Entonces, el oficial Asterius, encargado de encarcelarle, quiso ridiculizar y poner a prueba a Valentín. Le retó a que devolviese la vista a una hija suya, llamada Julia, que nació ciega. Valentín aceptó y, en nombre del Señor, le devolvió la vista.
Este hecho convulsionó a Asterius y su familia, quienes se convirtieron al cristianismo. De todas formas, Valentín siguió preso y el débil emperador Claudio finalmente ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270. La joven Julia, agradecida al santo, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos.
Hacia 1840 comenzaron a venderse las primeras tarjetas postales masivas de san Valentín, conocidas como «valentines», con símbolos como la forma del corazón o de Cupido. También en este día es común la tradición de regalar rosas a aquellas personas a las que se tiene un especial afecto.

A TREINTA AÑOS DE LA MUERTE DE JULIO CORTÁZAR

El gran escritor, poeta e intelectual argentino nacido en Bélgica 1914 fallecía el 12 de febrero de 1984 en París.
De su obra puede rescatarse la increíble capacidad para mezclar fantasía con realidad y crear tramas estupendas y atrapantes. Si bien escribió principalmente relatos, también dejó algunas novelas y varios poemarios; era un autor absolutamente apasionado por las letras en general y supo destacarse en todo género que abordó.
Sin duda fue uno de los autores consagrados del siglo pasado más irreemplazables. Dejó obras como “Bestiario”, “Final del juego” e “Historias de Cronopios y de Famas” que lo han puesto en la lista de escritores más leídos de nuestro tiempo.
cortázar x Ricardo Ajler acrilico, pastel y digital
Dibujo: Ricardo Ajler acrilico, pastel y digital.jpg

ENCARGO

No me des tregua, no me perdones nunca.
Hostígame en la sangre, que cada cosa cruel sea tú que vuelves.
¡No me dejes dormir, no me des paz!
Entonces ganaré mi reino,
naceré lentamente.
No me pierdas como una música fácil, no seas caricia ni guante;
tállame como un sílex, desespérame.
Guarda tu amor humano, tu sonrisa, tu pelo. Dalos.
Ven a mí con tu cólera seca de fósforo y escamas.
Grita. Vomítame arena en la boca, rómpeme las fauces.
No me importa ignorarte en pleno día, saber que juegas cara al sol y al hombre.
Compártelo.
Yo te pido la cruel ceremonia del tajo,
Lo que nadie te pide: las espinas
Hasta el hueso. Arráncame esta cara infame, oblígame a gritar al fin mi verdadero nombre.

Julio Cortázar Julio Cesar Ibarra Warnes
Dibujo: Julio Cesar Ibarra Warnes.

562495_393271124019045_350475091631982_1552878_227133616_n

DESCUBRIMIENTO

de Wislawa Szymborska*

Creo en el gran descubrimiento.
Creo en el hombre que hará el descubrimiento.
Creo en el terror del hombre que hará el descubrimiento.
Creo en la palidez de su rostro,
la náusea, el sudor frío en su labio.

Creo en la quema de las notas,
quema hasta las cenizas,
quema hasta la última.

Creo en la dispersión de los números,
su dispersión sin remordimiento.

Creo en la rapidez del hombre,
la precisión de sus movimientos,
su libre albedrío irreprimido.

Creo en la destrucción de las tablillas,
el vertido de los líquidos,
la extinción del rayo.

Afirmo que todo funcionará
y que no será demasiado tarde,
y que las cosas se develarán en ausencia de testigos.
Nadie lo averiguará, no me cabe duda,
ni esposa ni muralla,
ni siquiera un pájaro, porque bien puede cantar.

Creo en la mano detenida,
creo en la carrera arruinada,
creo en la labor perdida de muchos años.
Creo en el secreto llevado a la tumba.

Para mí estas palabras se remontan por encima de las reglas.
No buscan apoyo en ejemplos de ninguna clase.
Mi fe es fuerte, ciega y sin ningún fundamento.

* Wislawa Szymborska (1923-2012) fue una poetisa, ensayista y traductora polaca, Premio Nobel de Literatura 1996.
Tradujo obras literarias del francés, perteneció a la Unión de Escritores y la Asociación de Escritores, y obtuvo numerosos honores y premios. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1996. Murió en Cracovia, el 1 de febrero de 2012.

dragon

COSAS DE DRAGONES

de Gustavo Roldán*

Los dragones aman las cosas inútiles. Sienten una especial ternura por todo lo que no sirve para nada. Y una secreta admiración. Si las cosas inútiles están ahí, algún mérito deben tener.
Como las hojas secas. En especial las hojas secas que tienen un agujero para mirar y descubrir lo que antes no se había visto. No es que las cosas no estuvieran, pero miradas a través del agujero de una hoja seca son otras cosas. Por eso los dragones esperan el otoño con entusiasmo. Saben que va a ser una época de descubrimientos.

También los entusiasma encontrar una piedra redonda, una piedra pulida de esas que aparecen a la orilla del río y que vaya a saber qué tiempo llevan rodando para encontrar la forma perfecta.
Los dragones las tocan suavemente, como si fuesen el frágil huevo de un pájaro, las acarician y piensan. Tratan de imaginar el recorrido de esa piedra, desde su primer día en el tiempo y la distancia, hasta llegar en ese momento a la orilla del río para que un dragón la encuentre, la alce, y la acaricie con ternura.

* Gustavo Roldán (1935-2012) fue un escritor argentino. Se desempeñó en medios gráficos, como las revistas infantiles Humi y Billiken. Centró su trabajo como director de colecciones de libros para niños.
Según declara en su autobiografía, “aspiro a escribir textos donde la cantidad de años que tenga el lector no sea más que un accidente como el verano o la lluvia o el frío.”
Fue ganador con el Primer Premio Concurso Internacional de Cuentos para Niños, el Premio Periquillo (México), el Tercer Premio Nacional de Literatura y el Premio del Fondo Nacional de las Artes.

dragon

james-joyce-11

El 2 de febrero de 1882 nacía en Dublín, Irlanda el genial novelista y poeta James Joyce. Es considerado uno de los más importantes e influyentes escritores del siglo XX; su novela “Ulises” forma parte de las mejores novelas en lengua inglesa.

En sus poemas, como en otras obras de Joyce, el idioma se usa como medio de sátira, de destrucción por la burla; así “Gas from a Burner”, que literalmente quiere decir “Gas de un Mechero”, puede significar “fanfarronada”, dando su origen a una frase idiomática que, sin embargo, y tal vez por la poca difusión que estos poemas han tenido, no ha obtenido la aprobación popular, Joyce, conocedor hasta la médula del idioma inglés, gusta de crear nuevas frases o idiomas y de deshacer otras, ya establecidas, creando la confusión en el lector y la ambivalencia de sentido que todas las frases hechas poseen, exigiendo de aquél un análisis lógico del significado último de las mismas; de aquí que traducir a Joyce sea muy difícil.

GAS DE UN MECHERO

Damas y caballeros, estáis aquí reunidos
Para oír por qué cielo y tierra se conmovieron
Por culpa de las siniestras, negras artes
De un escritor irlandés en el extranjero.
Hace diez años que su libro me envió.
Más o menos lo leí unas cien veces,
De delante hacia atrás, de abajo a arriba,
A través de los dos extremos del telescopio.
Completo lo imprimí, hasta la mismísima última palabra.
Pero gracias a la merced del Señor,
Las tinieblas de mi mente se rasgaron,
Y vi el intento repugnante del autor.
Pues un deber tengo hacia Irlanda:
Su honor con mi mano guardo.
Esta hermosa tierra que siempre envió
Sus escritores y artistas el destierro,
Y con espíritu típico de chanza irlandesa
A sus adalides traicionó uno a uno.
Fue el seco, mojado humor de Irlanda
El que cal viva arrojó a los ojos de Parnell;
Son los cerebros irlandeses quienes de su destino
Salvan el resquebrajedo barco del Obispo de Roma,
Porque todo el mundo sabe que el Papa no puede
Eructar sin el consentimiento de Billy Walsh.
Oh Irlanda, primera y sola querencia mía,
Donde Cristo y César mano y guante son.
Oh hermosa tierra donde el trébol crece.
(Permitidme, señoras, que me suene).
No me importa un bledo deciros, para que me censuréis,
Que publiqué los poemas de Mountainy Mutton,
Y una comedia que escribió (seguro estoy
De que la leísteis) donde se habla de “bastardo”,
“Fornicador” y “ramera”, y otra obra
Sobre La Palabra y el Santo Pablo y de algunas
Piernas femeninas que no puedo recordar,
Todo ello escrito por Moore, caballero genuino,
Que vive del diez por ciento de su heredad
He impreso libros místicos por docenas:
El libro de recetas de Coussins, aunque
(Y os ruego que me perdonéis) sobre el verso diré
Que envidia daría a vuestros traseros el no haberlos
Escrito: El folklore del Norte y del Sur
Por Gregory, La de la Boca Dorada publiqué:
Tristes, tontos, solemnes poetas imprimí:
Patrick, cómo-se-llama-Colm: al ilustre
John Milicent Synge, quien el espíritu eleva
Sobre angélica ala con la muda del trotamundos,
Quien como hato la robó de la bolsa de viaje
De un director de Maunsel. Pero la cruz
Y raya trazo sobre ese condenado sujeto
Que por aquí anduvo, vestido de amarillo austriaco,
Declamando italiano que O’Leary Curtis
Y John Wyse Power pagaban por horas,
Quien escribió sobre Dublín, sucia, amada, de tal
Forma que ningún impresor, por muy africano,
De tan negro que sea, podría tolerarlo.
¡Mierda y cebollas! ¿Pensasteis que imprimiría
El nombre del monumento a Wellington,
El de Sydney Parade, y el del tranvía de Sandymount,
El de la pastelería de Downes, el del jamón
De William? ¡Maldito sea si así lo hago! iQue al fuego
Me condene! ¡Hablar sobre los Irish Names of Places!.
Me maravilla pensar, y sobre mi alma lo juro
El que el autor olvidara mencionar el Curly’s Hole.
No, señoras, mi imprenta no tomará parte
En un libelo tan basto sobre la Madrastra Erin.
Piedad tengo del pobre, por ello tomé
A un escocés pelirrojo para que vigile mi libro.
iEscocia, pobre hermana! Su destino es derrumbarse;
Más Estuardos que vender ya no encuentra
Delicada es mi conciencia como seda china:
Mi corazón tan suave como el requesón.
Como puede deciros que hice una rebaja
De cien libras sobre el presupuesto
Que le di para imprimir su Irish Review.
Amo a mi pais, ¡por los arenques que lo amo!
Quisiera que ver pudierais las lágrimas
Que sollozo al pensar en el barco, en el tren
De los emigrantes. Por tal causa para todo el mundo
Publico esta guía de ferrocarriles tan ilegible.
A la puertas de mi imprenta la pobre,
Digna prostituta, juega cada noche a la lucha libre
Con su británico artillero de calzones ajustados, y el extranjero
El don de la locuacidad aprende
De la borracha, desaliñada, ramera Dublín.
¿Quién fue el que dijo, «No resistid al mal»?.
Ese libro quemaré, aunque el diablo me lleve.
Cantaré un salmo mientras veo cómo se incendia,
Y las cenizas guardaré en un ánfora.
Penitencia haré con vientos y gemidos,
De hinojos, sobre mis canillas. La próxima
Cuaresma me desnudaré las penitentes
Nalgas al aire, y gimoteando, junto a la imprenta
Confesaré mi espantoso pecado.
Mi capataz irlandés, de Bannockburn,
Hundirá la mano derecha en la urna,
Y firmará con pulgar reverente una equis,
Memento homo sobre mi culo.

poemas manzana

Por Marcelo Luna:

No más de cincuenta poesías, escribió en su vida, pero su impronta aún hoy, no ha sido superada. Casi nadie incursionó por su universo crítico en la poesía inglesa e irlandesa actual, tuvo tal vez, más adeptos por estos lares hispanos,(Chile, Argentina) y que paradójicamente fue tardíamente traducido al español.
Sus monumentos en prosa, opacaron y le restaron mérito a una breve, pero valiosa poesía, junto a Pound y Eliot conformó la trilogía que revolucionó al idioma inglés .
Él mismo Joyce, poca importancia le daba a esas “pomas a penique cada una”(Poemas Manzanas) y probablemente junto a Música de Cámara, hubieran ido a parar a la hoguera del olvido. Su hermano Stanislaus, bregó y discutió duramente para que aceptara publicarlos.
La mayor parte de los Poemas Manzana fueron escritos entre 1904 y 1932,fechas y lugares tan disímiles como: Trieste, Pola, Dublín, Zurich y París, formaron un sorprendente itinerario pos-romántico.
En efecto, el tratamiento y la métrica lo sitúan entre los post- romanticistas y la lírica entre los autores isabelinos ingleses, amén de una clara influencia de la literatura provenzal en langue-doc, de los trovadores del Sur de Francia, a tanto llega, que en varias de sus poesías, el objeto de su amor, es netamente idílico y no correspondido, típico amor cortesano.
¿Qué lo hace entonces a Joyce tan importante? La clave radica en el tratamiento del lenguaje, Pound y Yeats notaron la cadencia musical de su obra, y en contraposición a su prosa en la maleabilidad que del inglés hizo en el Ulises, destruyendo y volviendo a elevar el idioma a una cima jamás alcanzada; en las poesías mantiene las convenciones lingüísticas de un Keats o de un Herrick.
Por momentos su lectura evoca a Rubén Darío y a Rosalía de Castro, como José M. Martín Triana acertadamente escribe en el prólogo a su traducción de Música de Cámara.
Sin embargo, el eco del vocabulario tiene una relación mas antigua, con Donne, Blake y seguramente Keats, nadie como Joyce conocía profundamente a los poetas ingleses.
Lo curioso de este irlandés genial, es el apego temático al amor, la vergüenza de ser un niño terrible e inocente a la par de la omnipresente naturaleza, con la música de cámara de fondo.
Con su Irlanda sucede algo parecido, pocas veces la denosta, ignora olímpicamente al campesino y pocas veces habla de Dublín, todo lo contrario de su prosa.
¿Son dos personas distintas ,el poeta y el prosista? No, naturalmente es un hijo de Erín, cantando a las rameras pero…Piensa Joyce como poeta y lo instrumenta (el tema vocabular) en prosa…¿Será el Ulises un inmenso poema en prosa? Finnnegans Wake definitivamente es un largo poema.
Tiene una singular peculiaridad la literatura inglesa de las postrimerías del siglo XIX y las tres cuartas partes del XX…Pound, Eliot, Joyce, O´Neill, Yeats, Wilde, Lady Gregory, Dylan Thomas, Shaw, etc…
Galeses, irlandeses, americanos, algunos indios, paquistaníes y recientemente antillanos angloparlantes son los responsables de un cambio radical en las letras sajonas.
A James Joyce le cupo la noble tarea de escribir tres ( por citar un mínimo) de los más perfectos poemas: Gas de un mechero, Ecce Puer y El Santo Oficio… Un trotamundos seudo rebelde, criptocatólico y con dejos de locura en su familia que supo enmascararse en sus versos…

James Joyce color primer plano en biblioteca