Archivos para el mes de: octubre, 2014

pareja

YA VERÁS

Ya verás
que uno de estos días
quién sabe si martes
si en febrero veintitrés
si en invierno o primavera
pero mucho antes de nunca
me decido por fin
y a causa de tu amor
me quito la muerte

Mauricio Feller, poeta chileno.

10307388_723665747705744_8786361251585493116_n

TODO SE MUEVE

Todo se mueve.
Todo evoluciona, progresa.
Todo rebota y se refleja.
De un punto a otro punto, no hay linea recta.
De un puerto a otro puerto, un viaje.
Todo se mueve, ¡yo también!
La dicha y la desdicha, y también el enfrentamiento.
Un punto indeciso, borroso, confuso, se perfila,
punto de convergencias,
tentación de un punto fijo,
en la calma de todas las pasiones.
Punto de apoyo y punto de llegada,
en lo que no tiene comienzo ni fin.
Darle nombre,
devolverlo a la vida,
darle autoridad
para comprender mejor lo que se mueve,
para mejor comprender el movimiento.

Jacques Lecoq (1921-1999) fue un actor, mimo y un maestro de actuación francés. Nacido en París, es uno de los más famosos referentes del teatro del gesto.

pajaros

ATAVISMO

no se elige el poema
no se eligen el estilete la daga la cruz
ni la mordaza ni el cuero en el cuerpo ni cada palabra / no
no se elige el poema
nadie te corona con papeles rasgados ni te nombra emperador de la ausencia
no se elige caminar entre sombras y nombrar sin eco
no se eligen la piedra en las palmas o el sudor que carcome como un ácido manso
nadie puede escoger el viento o encogerse ante la palabra mar
ni someterse a la quietud esquiva de la palabra vuelo
no se puede desear la esclavitud del verbo la sustancia pura del insomnio
la oquedad sin fin de las gargantas / no
sería como arriesgar el cuerpo a cada espejo o resignar la especie a la hombría del sol
sería como dejar que la lluvia cayera despiadada con sus miles de agujas
y no guarecer los ojos
no se elige el poema
es el tigre agazapado tras todo aliento con la zarpa pronta
y un único temblor en la garganta
como el inacabable parto de los pájaros.

Gabriela Yocco, Córdoba (Argentina, 1968)

vías
Patricio Brodsky

LA IMPORTANCIA DEL TRASERO DE LOS CABALLOS

El ancho de las vías del ferrocarril en Estados Unidos es de 4 pies y 8.5 pulgadas. Es una magnitud bastante extraña. ¿Por qué se usa precisamente esa medida?. Porque así es como se hace en Gran Bretaña, y las primeras vías férreas en Norteamérica fueron construidas por los ingleses ¿Por qué los ingleses usaban esa magnitud? Porque los primeros ferrocarriles fueron construidos por las mismas personas que habían construido los antiguos tranvías, y esa era su medida. ¿Y por qué usaban tal cifra? Porque se valían de las mismas plantillas y herramientas que se empleaban para construir los carruajes. Esa era la distancia entre las ruedas. ¿Y por qué era exactamente esa la magnitud del espacio entre las ruedas? Porque si hubiesen usado otra medida cualquiera, los carruajes se habrían hecho pedazos en algún viejo camino inglés, ya que esa es la distancia entre los surcos (huellas dejadas por las ruedas de un carro).¿Quién construyó esos viejos caminos? Las primeras carreteras de larga distancia en Europa, y específicamente en Inglaterra, fueron construidas por el Imperio romano, para el paso de sus legiones. ¿A qué se deben los surcos en dichos caminos? Los carros de guerra de las legiones romanas formaron, con el paso del tiempo, los surcos iniciales, que los otros tuvieron que imitar después para no destruir las ruedas de sus carruajes. Todos los carros del Imperio romano tenían el mismo espacio entre las ruedas, equivalente al tamaño de las ancas de dos caballos.
Entonces, el ancho de las vías férreas en Estados Unidos deriva de las especificaciones originales de los carros de guerra Romanos.
Pero hay algo más. Las naves espaciales tienen, a los lados del tanque de combustible principal, dos grandes cohetes. Son llamados SRB, Solid Rocket Boosters, construidos por Thiokol en su fábrica de UTA. Los ingenieros que los diseñaron habrían preferido hacerlos un poco más anchos, pero no fue posible. Los SRB han de ser enviados por tren desde la fábrica hasta el lugar de lanzamiento de la nave. La linea férrea pasa por un túnel en las montañas, y si los cohetes fueran mas anchos, simplemente no cabrían. Así, el diseño de los cohetes impulsores de las naves que viajan al espacio fue determinado hace 2000 años por el tamaño de las ancas de los caballos romanos.

cohete

10441464_590640141033555_5895028869836629381_n

CONJUROS Y EBRIEDADES *

Hechizo para matar al hombre infiel

Que pague con su carne.
Y que no pase de mañana o pasado.
Que trece Diablos Mujer, que trece Diosas de la Muerte
borren su nombre.
Que empiece un viento en su corazón que apague su vela.
Que muera en un camino.
Que le aplaste un carro.
Que le aplaste una bicicleta.
Y si se muere, voy a estar riendo.
Métele un cuchillo en su corazón,
clávale un clavo en su cuerpo.
Que una termita gigante crezca en su ombligo.
Una avispota. Una hormiga en su oreja.
Que penetre nueve veces en su cráneo
el veneno, los nueve venenos
de la Culebra de Cuatro Narices.
Aviéntale a la mierda su ánima.
Que los gusanos coman su alma, coman su miembro.
Que se agrande su panza.
Que se atragante con un frijol.
Dále chorrillo, sécale su semen
Hazle chiquita chiquita su verga.

Que no se vaya a escapar.
Agárrenlo.
Mátenlo en su cama.

Tonik Nibak

* Este poema pertenece al libro “Conjuros y ebriedades”, publicado en 1997 por el Taller Leñateros de San Cristóbal de Las Casas (Chiapas, México). El Taller Leñateros es un colectivo editorial operado por artistas mayas contemporáneos fundado en 1975 por Ámbar Past, poeta de origen estadounidense nacionalizada mexicana, en el que no sólo se trabajan la poesía y las artes plásticas, sino que también se elabora el papel, las tintas, la impresión y las portadas. Dentro de sus múltiples objetivos cabe mencionar los de documentar, enaltecer y difundir los valores culturales autóctonos y populares: la literatura en idiomas indígenas, las artes plásticas y el códice pintado. Los Leñateros se dedican a rescatar técnicas antiguas en vías de desaparición como es la extracción de colorantes de hierbas silvestres y la recuperación de las lenguas autóctonas.

Pintura de Laura Manesevich
Rata Carmelito – Poesía y locura

No soy un hombre, soy un ombligo. Yo cree al mundo.

Alrededor de mí giran los astros, Galileo y el Sol.

No hay música si no me río primero.

Las aves no vuelan si no imagino un cielo.

Los niños no duermen si no imagino la noche.

Todas las religiones tienen un dios.

O miles.

A todos ellos los inventé yo. Les di un nombré. Los mistifiqué.

Si digo “laberinto” todo el mundo se pierde.

Si digo “oscuridad”. todo el mundo anda a ciegas.

Si digo “caos”, el mundo sigue siendo mundo.

Pero si digo “amor”, todos se miran asombrados.

Aún no pueden entender que yo también sea un soñador.

ilustración2

Silvia Etchaide *

PLAGIO

Plagio es besarte aun en la distancia

cuando me seducen tus palabras de amor.

Plagio es inventarte en recuerdos que discurren porque no existen,

y algunos otros que reinvento y proyecto.

Es viajar con vos en tu viaje hacia la felicidad

y descubrir que no es el mío.

Plagio es adorarte al punto de ya no conocerme

en el espejo en que me miro.

Celebrar la vida que te tiene lejos.

Gritar y exclamar el Aleluya de haberte conocido.

Convocar a duendes de la noche

para que te acerquen aunque sea un segundo

sabiendo que es mágicamente imposible.

Plagio es ser tuya.

Plagio es dolerte hasta los huesos

y verte llorar y no poder hacer nada con eso.

Convencerte que mi amor está ahí esperando

cuando en verdad está buscando un lugar donde poder ser,

incondicionalmente pero solitario.

Plagio es la hipocresía de detenerte entre mis brazos

y detener tu marcha obstaculizando tu paso.

Tanta distancia.

Tanta llama prendida para iluminar lo que en realidad no es,

ni fue y quién sabe si será.

Tanto dolor de extrañarte sin comprender

que es inevitable esta distancia.

Plagio es mi mirada… con brillitos en los ojos

como si el poderoso Aleluya llenará mi vida

y no me diera cuenta que está roto y frío en verdad

(como dice la canción).

silvia

* Silvia Etchaide (1968) es una poeta argentina, nacida en Puerto Madryn (Patagonia) Es autora de “Cuatro Lunas” y “Arena de Reloj” de Editorial Vela al Viento.

pluja-760x760

César Moro *

A VISTA PERDIDA (fragmentos)

No renunciaré jamás al lujo insolente al desenfreno
suntuoso de pelos como fasces finísimas colgadas
de cuerdas y de sables
Los paisajes de la saliva inmensos y con pequeños
cañones de plumasfuentes
El tornasol violento de la saliva
La palabra designando el objeto propuesto por su
contrario
El árbol como una lamparilla mínima
La pérdida de las facultades y la adquisición de la
demencia
El lenguaje afásico y sus perspectivas embriagadoras
La logoclonia el tic la rabia el bostezo interminable
La estereotipia el pensamiento prolijo
El estupor
El estupor de cuentas de cristal
El grandioso crepúsculo boreal del pensamiento
esquizofrénico
La sublime interpretación delirante de la realidad
No renunciaré jamás al lujo primordial de tus caídas
vertiginosas oh locura de diamante.

moro
* César Moro, seudónimo de Alfredo Quíspez Asín, (1903-1956) fue un poeta y pintor surrealista peruano. Escribió gran parte de su obra en francés, ya que vivió y se relacionó con la plana mayor del surrealismo francés, como André Breton y Paul Éluard.
Entre sus libros se destacan «Le château de grisou» (1943), «Lettre d’amour» (1944), «Trafalgar Square» (1954),
«Amour á mort» (1957), «La tortuga ecuestre» y «Los anteojos de azufre» en 1958.