terra incognita

La Universidad de Virgina (UVA), concebida antes de 1800 y establecida en 1819; que fuera inaugurada por el mismísimo Thomas Jefferson, y única universidad estadounidense señalada como Patrimonio de la Humanidad, ofrece acceso público a bellos y raros volúmenes de la “Mc Gregor Library”.

Gracias a su digitalización, con foco en el descubrimiento de América, se puede acceder desde cualquier computadora con conexión a Internet a valiosos documentos que sólo se podían estudiar en la sede de la universidad en Charlottesville.

Muchos de los nuevos volúmenes digitalizados representan los primeros intentos de Europa de crear mapas del Nuevo Mundo.

Uno de de esos libros, ampliamente considerado como el primer atlas moderno, titulado “Geographie” fue publicado en Strasbourg en 1513 por Johann Scott. Fue el primero en añadir veinte nuevos mapas basados en las exploraciones recientes de los españoles y portugueses.

A pesar de que “America” ya estaba en uso, los cartógrafos decidieron nombrar su boceto de Florida, el Caribe y el noreste de Brasil como “Terra Incognita”, quizás como un reconocimiento de aquellas tierras que sabían que faltaban mapear.

Es que las noticias de exploración llegaban tan rápido que al momento de ser publicado, el mapa mundial de Scott ya estaba desactualizado. Aún así, los exquisitos mapas pintados a mano fueron muy reconocidos por los viajeros acaudalados de la época.

Para capturar cada detalle el equipo de digitalización de la UVA dependió de cámaras de alta resolución montadas en un punto fijo sobre los volúmenes para asegurar precisión. Su objetivo es recrear la sensación de ver el libro en persona lo mejor posible.

“Hacemos cada página. Si está en blanco, lo hacemos de todas formas” dice el manager del proyecto de Digital Production Group, Lois Widmer. “Tratamos de crear la misma experiencia que tendría uno si estuviera pasando las páginas.”

Media Contact

mcgregor_collection_ss_02

Anuncios