Collage con papeles de revistas, con modelo vivo, por Ricardo Ajler.

12189338_10206925209104992_1848780292928730020_o

Hugo Toscadaray *

LA HUELLA DE ROBINSON

En el ojo demencial de la luna.

En los huecos del aire.

En el erotismo de la flor del saúco, cuando abre.

En el eco de la rotación,

inaudible para nosotros pero atronador para los oídos del cosmos,

de este lugar que llamamos mundo.

En el insecto.

En las llamaradas del crepúsculo.

En el paraguas arrasado por el viento.

En el polvo garrafal de las matanzas.

En el sudor que atraviesa el pan de la frente.

En la cuna incendiada de los remordimientos.

En el diente partido por el hambre. O en el labio, por la sed.

En el timbre que anuncia el final de las cosas.

En la mentira de la felicidad.

En el animal sorprendente que acecha en el silencio.

En el ademán tardío y aquello que se aleja.

En la insoportable fragilidad de los pájaros.

En las campanadas de la vanidad.

En Dios, humillado y sus renuncias.

En la opacidad del vino que traga el olvidado.

En el grito sin lengua.

Así busca el poeta. Despojado.

Como Robinson

intentando adivinar su olvidado rostro

en el caparazón de una tortuga.

0d7a8795286d81aa134d9788bdba98f5

* Hugo Toscadaray nació en 1957 en Buenos Aires, Argentina. Reside en San Antonio de Areco, Provincia de Buenos Aires. Escribió:

* Tangopoemas (Ediciones El cañón Oxidado, 1989)
* La isla de la sirena de las escamas de fuego (Colección de poesía Elefante en el bazar, 1995)
* Naufragario (Editorial Turkestán, 1997)
* Amantes zodiacales (Premio Diario La Nación, 1998)
* El nadador unánime (Fondo de Cultura Económica, 2004)

* Los pasajeros de Renca (Ediciones del Viento, 2004)
* La balada del pájaro tinto (Ediciones del Viento, 2006)
* Fuego Negro (Editorial Turkestán, 2011)

“Yo soy mi palabra. Mi palabra es lo que escribo y también lo que no escribo. En mi palabra está cómo me doy y cómo me niego. Además soy hombre, pero ese hombre que soy también se hace palabra y a la hora de la acción, el tiburón de la palabra se devora al hombre.”  Hugo Toscadaray

Anuncios