MOSCA3

la tarde en la que a mi amigo Gustavo se le dio por morirse
un frío de órdago venía reptando del lado del río |
de modo que rápidamente pusimos manos a la obra
y lo velamos en una punta de la plaza

mientras velábamos a mi amigo Gustavo, aprovechamos
para hacer una pira con su ropa de pobre | un fueguito
que durante un buen rato mantuvo agradable
la temperatura del ambiente, como se recomienda en la velorios

de pronto, vaya a saber uno de dónde, apareció una mosca
que fue a detenerse justo a la altura de su pómulo, cosa
que por lo demás hacen siempre las moscas en estos casos

alguien agarró un trapo y ya estaba a punto de espantarla
cuando Gustavo hizo ese gesto tan propio de los muertos
cada vez que una mosca se les para en el pómulo: con un
suave mohín, apenas perceptible, se la sacó de encima

obnubilada, sorprendida en su buena fe, al principio la mosca
no supo qué hacer, pero después levantó vuelo
y nunca más supimos algo de ella |

y así durante un buen rato, hasta que llegó el placero y nos dijo
que aquel no era el lugar adecuado para andar velando gente |
y mucho menos a un pobre borracho.

 

Miguel Ángel Morelli

Escritor y periodista argentino nacido en Coronel Suárez en 1955 y residente en Quilmes (provincia de Buenos Aires).Como poeta, ha editado cinco títulos. También participó en diversas antologías de Argentina y países de Hispanoamérica. Entre los especialistas que han abordado la poética morelliana, merecen destacarse los trabajos de los doctores Luis Alberto Vittor, de la Universidad Argentina John F. Kennedy, y John Andrew Morrow, de la Northern State University de Aberdeen (Dakota del Sur), quien tradujo parte de su obra tanto al inglés como al francés.

Anuncios