Archivos para la categoría: Poesía

f401d9654ae548adff874b44622067e6

 

LA BENDICIÓN DE LA CARENCIA

Katerina Anguelaki-Rouk, Grecia (1939)

 

Bendigo mis carencias.
Lo que me falta me protege de aquello que perderé.
Todas mis capacidades, que se extinguieron
en el descuidado huerto de la vida,
me previenen de movimientos en el vacío,
inútiles, superfluos.
Lo que me falta me enseña.
Lo que me ha quedado me desorienta,
porque me muestra imágenes del pasado
como si fueran promesas para el futuro.
No puedo, no me atrevo a imaginar siquiera
un ángel fugaz,
porque yo desciendo a otro planeta
sin ángeles.
El amor, de un anhelo que era, se convirtió en una buena amiga.
Juntos degustamos la melancolía del tiempo.
Prívame, por favor, de lo desconocido.
Prívame aun más
para que sobreviva.

Traducción: Miguel Ángel Chiovetta

Anuncios

57504042_3120216081325506_1665277765483495424_n

Miguel Ángel Morelli*

¿Es de Bach esa melodía que suena
sobre tanto silencio que ha dibujado la muerte?
¿O es acaso Beethoven poniéndole barricadas /
porfiándole a lo siniestro esta nueva partida?
¿Serán de Mozart –me pregunto– esas notas que ahora se derraman
lo mismo que agua bendita
sobre un paisaje que es de oprobio y es de infamia?

Por encima del dolor / de lo que no se nombra con palabras
hay un dios desolado que sin embargo canta.

 

*Ver más en anteriores posteos

IMG_20180809_091713

Foto propia: Amanecer en el pueblito de Camarones, provincia de Chubut, Patagonia Argentina.

 

Hugo Mujica

Nace el día

Nace el día
bajo un cielo despejado,

la claridad en la que todo
se muestra,
lo que hacia ella brota
y lo que su misma luz marchita.

Todo nacer pide desnudez,
como la pide el amor,
como la regala la muerte.

 

Hugo Mujica es un poeta y ensayista argentino (Avellaneda, 1942) Estudió Bellas Artes, filosofía, antropología filosófica y teología. Tiene publicados más de veinte libros. Sus últimos ensayos son: “Kyrie Eleison. Un método de meditación cristiana”, “Kénosis. Sabiduría y compasión en los evangelios”, “La palabra inicial. La mitología del poeta en la obra de Heidegger”, “Flecha en la niebla”, “Poéticas del vacío”, “Lo naciente. Pensando el acto creador”, “La pasión según Georg Trakl. Poesía y expiación”, y “El saber del no saberse”, todos estos en la Ed. Trotta. “Solemne y mesurado” y “Bajo toda la lluvia del mundo” son sus dos libros de relatos. Su “Poesía Completa. 1983-2011″, que abarca sus diez libros publicados hasta entonces, fue editada por la Ed. Vaso Roto; a ellos le siguió su poemario “Y siempre después el viento”, de la Ed. Visor (XIII Premio Casa de América de Poesía Americana). Tiene además numerosas antologías personales editadas en quince países; alguno de sus libros han sido publicados en inglés, francés, italiano, griego, portugués, búlgaro, esloveno, rumano y hebreo.

52823461_2983339655013150_854581647318712320_n

Miguel Ángel Morelli, Quilmes, Argentina (más: ver otras entradas)

 

 

 

arbol-otoño-000

TEORÍA DE SUS OJOS

Los puertos de tus ojos buscándome en el viento.
Las sombras de tus ojos sonando en mi mirada.
Los pactos de tus ojos besándome en mis ojos.

¿Escuchas ya mi nombre llamándote en la noche?
Cascadas de tu risa agitan las campanas.
Las horas del olvido no llegan a mis ojos.
El aire es un reloj que siempre dice algo.
Las voces de tus ojos pegándome a tus ojos.

Empieza el alma a descarnar sus lágrimas.
El puente del otoño se carga de presagios.
¿Es acaso este otoño un símbolo del tiempo?
¿Tu ausencia está fijada al borde de las hojas?

Empieza a sollozar el día su naufragio.
Ha llegado el adiós como un grito en los ojos.
Entre los árboles se sienten los crepúsculos
con sus hembras distantes.
La tempestad del llanto comienza a ser relato.

Entonces ya no hay nada
sino la forma exacta que crece en tu mirada.
El mundo que levanta el mundo de tus ojos
mirando hacia mis ojos.
La boca de tus ojos mordiéndome el deseo
y la aventura nueva
con su nuevo misterio.

El canto de tus ojos.
La lluvia de tus ojos.
La bruma de tus ojos.
El pueblo de tus ojos mezclándose a mi sangre.
Los ojos de tus ojos metiéndose en mis ojos.

Después, sucede siempre, que sobran las palabras.

castelpoggi.jpg

Atilio Castelpoggi es un escritor argentino nacido en el Barrio de Boedo de Buenos Aires. Ensayista y poeta, fue también autor de tangos. Desde su primer premio en el 51 no dejó de publicar y obtener galardones. En su libro Una calle fuera del tiempo se hace visible su obsesión por rescatar la memoria barrial. Poeta, tanguero, ensayista. Aunque de perfil bajo, no escapó a los reconocimientos: Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, y ese mismo año (1996) Gran Premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores. Su pasión expresiva se podría resumir en el título de otro de sus trabajos, Apenas un cuidador de palabras. Tuvo una larga trayectoria. Uno de sus primeros libros Destino de Buenos Aires mereció en 1960 el Premio “Ciudad de Buenos Aires”. Por su libro El Exilio de mis Personajes, obtuvo el Primer Premio Municipal y el Segundo Premio Nacional. Además, fue Gran Premio de Honor de la Fundación Argentina para la Poesía, por Buenos Aires, mi Amante y el de la Fundación Dupuytren por Oratorio Menor de un Aborigen. Su obra fue una continua búsqueda de lo más oculto del pensamiento del hombre. Murió en el año 2001.

 

 

estrella-fugaz

¡Tú, ángel rubio de la noche,
ahora, mientras el sol descansa en las montañas, enciende
tu brillante tea de amor! ¡Ponte la radiante corona
y sonríe a nuestro lecho nocturno!
Sonríe a nuestros amores y, mientras corres los
azules cortinajes del cielo, siembra tu rocío plateado
sobre todas las flores que cierran sus dulces ojos
al oportuno sueño. Que tu viento occidental duerma en
el lago. Di el silencio con el fulgor de tus ojos
y lava el polvo con plata. Presto, prestísimo,
te retiras; y entonces ladra, rabioso, por doquier el lobo
y el león echa fuego por los ojos en la oscura selva.
La lana de nuestras majadas se cubre con
tu sacro rocío; protégelas con tu favor.

William Blake

WavesBlue.jpg

Manuel Rivas*

SOMOS LO QUE SOÑAMOS SER

Somos lo que soñamos ser
Y ese sueño, no es tanto una meta
Como una energía
Cada día es una crisálida

Cada día alumbra una metamorfosis
Caemos, nos levantamos
Cada día la vida empieza de nuevo
La vida es un acto de resistencia y de reexistencia
Vivimos, revivimos
Pero todos esos tienen la memoria

Somos lo que recordamos
La memoria es nuestro hogar nómada
Como las plantas o las aves emigrantes
Los recuerdos tienen la estrategia de la luz
Van hacia delante
A la manera del remero que se desplaza de espaldas para ver mejor
Hay un dolor parecido al dolor de muelas
A la pérdida física
Y es perder algún recuerdo que queremos
Esas fotos imprescindibles en el álbum de la vida
Por eso hay una clase de melancolía que no atrapa
Sino que nutre la libertad
En esa melancolía como espuma en las olas
Se alzan los sueños.

manuel-rivas_250x310.jpg

* Manuel Rivas Barrós (1957, La Coruña), es un escritor, poeta, ensayista y periodista gallego que escribre mayormente en gallego. Sus trabajos poéticos están recogidos en la antología El pueblo de la noche, Do descoñecido ao descoñecido y Mohicania revisada. Su libro de cuentos ¿Que me queres, amor? (¿Qué me quieres, amor?) (1996) incluye el relato A lingua das bolboretas (La lengua de las mariposas), en el que se basó la película homónima. Su obra se completa con los libros de relatos Ela, maldita alma (Ella, maldita alma) (1999), La mano del emigrante (2001), y Las llamadas perdidas (2002). Además es autor de tres novelas cortas. En 2009 es elegido miembro de la Real Academia Gallega. En la actualidad escribe en el diario El País.

13962725_1595413680752630_2391695130024686983_n.jpg

Torpe.

No coinciden la magia
y la estupidez
de la espera consciente.
Revolotean en el techo
pájaros azules
semejantes a olas desenfrenadas.
Ah! si pudieras comprender
que soy dos mujeres locas,
inventadas y ciertas,
destilando nostalgias
que hieren y desnudan.

foto0165

* Silvia Etchaide (1968) es una poeta argentina, nacida en Puerto Madryn (Patagonia) Es autora de “Cuatro Lunas”, “Arena de Reloj”  y “Ojos Gitanos”, de Editorial Vela al Viento.

 

14494754_10207759985494518_4026899567785740462_n.jpg

Julio Cortázar

Soneto gótico

 Esta vernácula excepción nocturna,

este arquetipo de candente frío,
quién sino tú merece el desafío
que urde una dentadura taciturna.

Semen luna y posesión vulturna
el moho de tu aliento, escalofrío
cuando abra tu garganta el cortafrío
de una sed que te vuelve vino y urna,

Todo sucede en un silencio ucrónico,
ceremonia de araña y de falena
danzando su inmovilidad sin mácula,

su recurrente espacio catatónico
en un horror final de luna llena.
Siempre serás Ligeia. Yo soy Drácula.

 

revistaliterar1

huella-con-corazn.jpg
“Las personas curvas”, de Jesús Lizano.

Mi madre decía: a mí me gustan las personas rectas

A mí me gustan las personas curvas,
las ideas curvas,
los caminos curvos,
porque el mundo es curvo
y la tierra es curva
y el movimiento es curvo;
y me gustan las curvas
y los pechos curvos
y los culos curvos,
los sentimientos curvos;
la ebriedad: es curva;
las palabras curvas:
el amor es curvo;
¡el vientre es curvo!;
lo diverso es curvo.
A mí me gustan los mundos curvos;
el mar es curvo,
la risa es curva,
la alegría es curva,
el dolor es curvo;
las uvas: curvas;
las naranjas: curvas;
los labios: curvos;
y los sueños; curvos;
los paraísos, curvos
(no hay otros paraísos);
a mí me gusta la anarquía curva.
El día es curvo
y la noche es curva;
¡la aventura es curva!
Y no me gustan las personas rectas,
el…

Ver la entrada original 317 palabras más