Archivos para las entradas con etiqueta: amistad

tabla_sumeria.jpg

A la memoria de Alejandro Sarries

Camilo José Cela*

EL AMIGO

El rabí don Sem Tob, judío de Carrión, cantó al amigo claro, leal y verdadero. No es difícil cantar ni pintar al amigo claro, leal y verdadero; lo difícil es disecarlo a tiempo, para que no pueda escapársenos jamás. En la cultura sumeria, a los amigos claros, leales y verdaderos se les enterraba en el barro para que la sequía que, tarde o temprano, siempre acaba por llegar, devolviese a la luz del precavido amigo enterrador el molde exacto de la amistad. Con esa paciente técnica, los próceres sumerios llegaron a gozar de la compañia de legiones enteras de amigos claros, leales y verdaderos, cortados todos por el prudente y exacto patrón de la claridad, la lealtad y la verdad. Después, la costumbre comenzó a caer en desuso y acabó, para desgracia de todos, perdiéndose entre las farragosas páginas de los tratados de arqueología, sumeriología y ciencias conexas.

-camilo-jose-cela.jpg

*Camilo José Cela es un escritor español (1916-2002) que destacó por igual como novelista, periodista, ensayista, editor de revistas literarias, conferencista editor de revistas literarias, conferencista, fue académico de la Real Academia Española durante 45 años y resultó galardonado, entre otros, con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1987, el Premio Nobel de Literatura en 1989 y el Premio Cervantes en 1995.

 

-camilo-jose-cela.jpg

Anuncios

Amado Nervo (1870-1919)
El sonoro nombre de Amado Nervo, frecuentemente tomado por seudónimo, era en realidad el que le habían dado al nacer, tras la decisión de su padre de simplificar su verdadero apellido, Ruiz de Nervo. Él mismo bromeó alguna vez sobre la influencia en su éxito de un nombre tan adecuado a un poeta.
Digimax A50 / KENOX Q2

Aquel olor

¿En qué cuento te leí?
¿En qué sueño te soñé?
¿En qué planeta te vi
Antes de mirarte aquí?
¡Ah! ¡No lo sé… no lo sé!

Pero brotó nuestro amor
Con un antiguo fervor,
Y hubo, al tendernos la mano,
Cierta emoción anterior,
Venido de lo lejano.
Tenía nuestra amistad
Desde el comienzo un cariz
De otro sitio, de otra edad,
Y una familiaridad
De indefinible matiz…

Explique alguien (si lo osa)
El hecho, y por qué, además,
De tus caricias de diosa
Me queda una misteriosa
Esencia sutil de rosa
Que vienen de un siglo atrás…

Amado Nervo.