Archivos para las entradas con etiqueta: poesía

13962725_1595413680752630_2391695130024686983_n.jpg

Torpe.

No coinciden la magia
y la estupidez
de la espera consciente.
Revolotean en el techo
pájaros azules
semejantes a olas desenfrenadas.
Ah! si pudieras comprender
que soy dos mujeres locas,
inventadas y ciertas,
destilando nostalgias
que hieren y desnudan.

foto0165

* Silvia Etchaide (1968) es una poeta argentina, nacida en Puerto Madryn (Patagonia) Es autora de “Cuatro Lunas”, “Arena de Reloj”  y “Ojos Gitanos”, de Editorial Vela al Viento.

Anuncios

12111935_1299821200031679_6769664400635929336_n.jpg

Miguel Ángel Morelli es un escritor y periodista argentino nacido en Coronel Suárez en 1955 y residente en Quilmes (provincia de Buenos Aires) Argentina. Como poeta, ha editado cinco títulos. También participó en diversas antologías de Argentina y países de Hispanoamérica. Entre los especialistas que han abordado la poética morelliana, merecen destacarse los trabajos de los doctores Luis Alberto Vittor, de la Universidad Argentina John F. Kennedy, y John Andrew Morrow, de la Northern State University de Aberdeen (Dakota del Sur), quien tradujo parte de su obra tanto al inglés como al francés.

 

 

central-park.jpg

Jorge Leónidas Escudero *

A OTRA COSA

¿Pongámonos bien la vida
que nos pusimos del revés?
En vez de alimentar historias de plomo
digamos cosas fáciles.

En vez de hacer de perro del hortelano,
o llorar a la luna porque no nos quieren,
echemos pájaros en el jardín de las preciosidades.

Probemos saludar a desconocidos
a ver si aparece el amor,
pues qué delgado está el mundo,
qué pálido, y necesita apoyo.

Aventa una palabra uno y afecta al tiempo futuro;
por eso hay que hablar con cuidado
y sonreír más.

Pogámonos bien la vida a ver qué pasa,
pues así como estamos se han desequilibrado
los bancos de las plazas
y si no intervenimos
¿a dónde va a ir la gente a tomar aire?

 

leonidas.jpg

* Jorge Leónidas Escudero fue uno de los mejores poetas de Argentina. La poética de Escudero establece vínculos no sólo con la región que él conoció en profundidad, pequeños pueblos de valles y caseríos de montañas, sino también con los pobladores de esa región, a los que dedica siluetas biográficas humorísticas e irónicamente moralistas, escritas en una sintaxis rota, compleja, elocuente y original. Buscador de oro y de otros metales preciosos en su provincia, no obtuvo resultados materiales pero sí cuidados logros estéticos. Su poesía guarda rastros de esa actividad en la representación del paisaje, de los personajes andinos que la habitan en sus “andanzas mineras” y de sus usos particulares del lenguaje. Escudero publicó su primer libro, La raíz de la roca, a los cincuenta años. Su obra integra varias antologías nacionales y extranjeras. Compuso, además, canciones folklóricas, recopiladas en Aires de cordillera (San Juan, 1994). Otros de sus libros son Le dije y me dijo (1978), Piedra sensible (1984), Basamento cristalino (1989), Umbral de salida (1990), Elucidario (1992), Cantos del acechante(1995), Viaje a ir (1996), Caballazo a la sombra (1998) y Senderear (2001), entre muchos otros. Varios de esos títulos fueron modestas ediciones de autor, hoy inhallables pero que se encuentran en Poesía completa, de Ediciones en Danza, de 2011. Por su libro Atisbos, Escudero recibió en 2015 el segundo premio Nacional de Poesía (otorgado por el Ministerio de Cultura a las producciones de 2011 a 2014).

 

 

arbol manos

Edward Estlin Cummings (e. e. cummings) *

69:466

ahora (amor) todos los dedos de este árbol tienen
manos, y todas las manos tienen gente; y
cada persona está (mi amor) más viva
de lo que podrían entender todos los mundos
y ahora eres y soy ahora y somos
un misterio que nunca más volverá a suceder,
un milagro que nunca antes había sucedido—
y este brillante ahora debe volverse entonces
nuestro entonces será alguna oscuridad en la que no
tengan manos los dedos; y no te tenga
yo a ti: y todos los árboles sean (cualquiera más
sin hojas que cada uno) su parasiempre nieve
silenciosa
—pero nunca tengas miedo (mía, hermosa,
en flor) porque el entonces es también un hasta
(1950)

e-e-cummings-1

* e. e. cummings (1894-1962) es un poeta, pintor, ensayista y dramaturgo estadounidense y uno de los escritores más experimentales e inventivos del siglo XX. Su estilo se caracteriza por su inconformismo tipográfico, sus distorsiones sintácticas, su puntuación inusual y el uso de neologismos (vocablo,acepción o giro nuevo en una lengua). Publicó más de 900 poemas, dos novelas, muchos ensayos y una gran cantidad de dibujos, bocetos y pinturas. Es considerado una de las voces más importantes de la poesía del Siglo XX.

Por Ahmed Oubali*

milagros lópez

LA ANACRONÍA EN LA POESÍA DE MILAGROS LÓPEZ

El tiempo psicológico en poesía no es irreversible y continuo como lo suele ser en el tiempo cronológico: transcurre como en un sueño donde los acontecimientos pueden durar pocos segundos o abarcar períodos muy largos, donde presente, pasado y futuro acontecen de forma desalineada, alterando el espacio mismo en escenarios oníricos o meras imágenes abstractas. Es la anacronía. Ésta consiste en una ruptura temporal en la narración y aparece cuando el relato se detiene instantáneamente y se introduce un hecho nuevo con una nueva cronología. A este nivel se habla de temporalidad artística.
Y es lo que acontece en el poema de Milagros.

Para lograr la estética del acontecer poético que se propone, Milagros expone “arbitrariamente” el orden de los acontecimientos, utilizando una serie de técnicas que permiten ordenar estéticamente el relato, reduciendo sustancialmente en esencias sus hechos.
Dichas técnicas, que no puedo desarrollar aquí por falta de espacio, son conocidas como analepsis (retrospección/flashback, con regresos violentos al presente), prolepsis (Premonición/visión del futuro/flashforward, con anticipación violenta del futuro), la elipsis (que consiste en ocultar información que el lector adivina o se irá descubriendo a medida que transcurre la historia), la silepsis o acronía (que consiste en entrelazar simultáneamente dos o más hechos) y la ucronía (que es centrarse en un momento preciso donde el lector imagina qué hubiera pasado si las cosas no hubiesen sucedido como lo han hecho).

En el poema, la noche es el punto de arranque de la enunciación, lo recuerdo para que el lector no se pierda. Y si se despista, mejor todavía, porque es señal de que comprende el poema. No obstante hay que notar que la narración aquí se inicia Ab Ovo, ‘desde el huevo’; o In media res, ‘en la mitad de las cosas’; o In extrema res, ‘en el final de las cosas’, porque empieza por el desenlace.
Juzguen por ustedes mismos:

Escribir…para no despertar al centinela,
Calibrar el espacio que va del infinito a este horizonte preciso que me filtra las sílabas,
Buscar en mis manos ríos que dictan horas.
Recorrer esta noche tras el dios de la palabra, tras la fuente que sacie a la mantis, hiena en mis soles.
Fijar alas al reloj,
Sufrir la levedad del soplo en la escarcha, la fugacidad en nuestra arena.
Resistir la luz, ese brillo siempre al borde de la dermis.
Y el anhelo de vestirme criatura, anhelo de sombras, de oscuridad, de común oscuridad.

Conclusión.
El cuerpo es a la vez espacio y tiempo.
Y la conciencia o percepción (el Yo) de este cuerpo es el que organiza el tiempo en que estamos inmersos.
Sin ello no hay ni tiempo ni espacio ni nada.
De hecho nada existe sin los demostrativos y pronombres personales (=el cuerpo que apunta y muestra); los sustantivos y preposiciones (que marcan el espacio) y los verbos, que permiten que haya tiempo…
Juzguen por ustedes mismos:

/Este horizonte preciso que me filtra las sílabas/
/Buscar en mis manos ríos/
Recorrer esta noche tras el dios de la palabra, tras la fuente que sacie a la mantis, hiena en mis soles.
La fugacidad en nuestra arena.
El anhelo de vestirme criatura, anhelo de sombras.

Milagros López, al exponernos estéticamente (est-ética) los registros del tiempo/espacio, en su transcurrir, su variabilidad y su infinita belleza, nos invita simplemente a vivir una extraordinaria aventura: viajar hacia lo esencial, hacia lo profundo de nosotros mismos.

Milagros López nació en Murcia. Es licenciada en Filosofía y Letras, en la especialidad en Filología Inglesa con Premio Extraordinario. Es funcionaria de carrera desde 2007. Publicó en 2014 el poemario “A ras del mar” (Ediciones Torremozas, Madrid) Publicó poesía y narrativa en varias antologías. Obtuvo el Primer premio en VIII Concurso de Narraciones Cortas Villa de Torre-Pacheco (2001). Primer Premio en el X Concurso Literario “Emila Pardo Bazán” (2000). Primer Premio en certamen “Letra Joven” Mola Joven, Molina de Segura (2000). Mención especial del Jurado en Murcia CreaJoven 2000.

oubaliahmed

* Ahmed Oubali es Profesor titular de universidad. Catedrático de Semiótica de Textos en la Escuela Normal Superior de Tetuán, desde 1991. Es Licenciado en Filología Hispánica.(Francia) Licenciado en Traducción.(Bélgica) Experto-Traductor Jurado, desde 1984. (Casablanca) Licenciado en Periodismo. (Bruselas) Y Doctor en Lengua y literatura Comparadas, por la Universidad, Rennes II Haute Bretagne, de Francia.

10943659_819253664800956_7482763883604002283_n

Nuria Nuy

veo en esas dunas el silencio,
se moja en el espacio libre.
veo el silencio envuelto en sal
cuando se cansa de andar.
él es tan mío en las hojas
que puedo escribirlo sin pluma.
veo las dunas llover
llueven tus manos recortadas.
se mueve el silencio
la noche lo busca
hasta dormir.
el silencio
adormece
el tiempo,
la noche.

http://paseoliterarionuy.blogspot.com.ar/
https://www.facebook.com/nuyletras

1

Patricia Díaz Bialet *

LA PUNTADA PENETRANTE DE LA POESÍA

De una vez por todas hagamos algo de valor.

Arrojemos al fuego el traje inservible de poeta,
los anteojos opacos de la literatura de molde,
las estupendas manoplas de la estupidez.

Que nos perfumemos solamente con el aire.
Que nos arranquemos la sudorosa piel de los halagos.

De una vez por todas hagamos algo de valor.

Un canto que reanime a los muertos
y pase su llamarada por sobre el letargo de los escritores.

Algo de valor.

La lucidez de la poesía.
La intuición de las palabras arrojadas desde la garganta del misterio.

Basta de las rondas nocturnas
en donde se lucen las ropas más que las genialidades.

Estoy cansada de los pobres lectores confundidos.

Ante el poema
quedar encorvados como el cuello de un cisne.

liviana
* Patricia Díaz Bialet (1962) nació en Buenos Aires, Argentina. En 1987 su libro inédito “Destierros de Arena” recibió el Primer Premio en el Concurso Nacional Pablo Piva, otorgado por la Fundación Argentina para la Poesía. Obtuvo el Primer Premio del Fondo Nacional de las Artes en dos oportunidades, entre otros premios. Publicó una decena de libros de poesía.

10885392_10203644899307298_944685361493634693_n

Hola

Hoy les quiero escribir a ustedes que han sido los protagonistas de este año que hemos cursado juntos. Como en un cuento, nos hemos encontrado a través de la bella palabra, reconociéndonos, estableciendo un vínculo que nos hermana.
La palabra, la poesía, puede abolir en un acto de amor la distancia entre el hombre y los objetos, entre el hombre y la naturaleza, entre el hombre y el hombre, entre el hombre y la muerte.
Comienza un nuevo año, comienza a escribirse una nueva página del libro maravilloso de la vida de cada uno… como en un cuento, el cuento más importante, el más necesario, el que contamos sin darnos cuenta con nuestra vida.
A todos ustedes GRACIAS por esta comunión. Les deseo un Feliz Año 2015 para todos.

Roberto Palicio

libro mariposa

Mario Morales *

Las voces, las altas voces
las que tocan el sueño
como un abrazo de islas a la deriva.
Las que maduran en el manantial exacto:
en ese fuego sin palabras.

Las bellas, las furtivas,
las que hablan del pan y de la muerte
con gestos de hambre y de luz.
Las que han nacido para perderse, para no dejar más señales
que un ala en el vacío.

Y aún más: para que haya respuesta,
para que el pulso se encienda
en el último frío:
para desbordar los cielos y la tierra y algo
semejante a nacer de la contemplación y el color sin tregua
de las caricias prohibidas.

Sí, el hombre es todo eso.
Todo lo que ha sido tocado por el desierto y una flor.

Mario Morales

* Mario Morales (1936-1987) nació y vivió en Argentina. Fue profesor de filosofía, poeta y maestro de poetas, creador junto a Roberto Juarroz de la revista poesía=poesía. Creo también la revista y editorial Último Reino. En 1973 recibió el premio Fondo Nacional de las Artes por su libro Plegarias. Es autor de los libros Cartas a mi sangre (1958), Variaciones concretas (1962), Plegarias o el eco de un silencio (1974), La canción de Occidente (1981), La tierra el hombre el cielo (1983) y En la edad de la palabra (1986). En 2012 se editó La distancia infinita, Antología poetica 1958-1983.

10440140_10204036428343217_4767050452766878866_n

Rodolfo Fogwill *

LLAMADO POR LOS MALOS POETAS

Se necesitan malos poetas.
Buenas personas, pero poetas
malos. Dos, cien, mil malos poetas
se necesitan más para que estallen
las diez mil flores del poema.

Que en ellos viva la poesía,
la innecesaria, la fútil, la sutil
poesía imprescindible. O la in-
versa: la poesía necesaria,
la prescindible para vivir.

Que florezcan diez maos en el pantano
y en la barranca un Ele, un Juan,
un Gelman como elefante entero de cristal roto,
o un Rojas roto, mendigando
a la Reina de España.

(Ahora España
ha vuelto a ser un reino y tiene Reina,
y Rey del reino. España es un tablero
de alfiles politizados y peones
recién comidos: a la derecha, negros, paralizados, fuera del juego).

Y aquí hay torres de goma, alfiles
politizados y damas policiales
vigilando la casa.

A la caza del hombre,
por hambre, corren todos, saltan
de la cuadrícula y son comidos.

Todo eso abunda: faltan los poetas,
los mil, los diez mil malos, cada uno
armado con su libro de mierda. Faltan,
sus ensayitos y sus novela en preparación.
Ah.. y los curricola,
y sus diez mil applys nos faltan.

No es la muerte del hombre, es una gran ausencia
humana de malos poetas. Que florezcan
cien millones de tentativas abortadas,
relecturas, incordios,
folios de cartulina, ilustraciones
de gente amiga, cenas
con gente amiga, exégesis, escolios,
tiempo perdido como todo.

Se necesitan poetas gay, poetas
lesbianas, poetas
consagrados a la cuestión del género,
poetas que canten al hambre, al hombre,
al nombre de su barrio, al arte y a la industria,
a la estabilidad de las instituciones,
a la mancha de ozono, al agujero
de la revolución, al tajo agrio
de las mujeres, al latido
inaudible del pentium y a la guerra
entendida como continuidad de la política,
del comercio,
del ocio de escribir.

Se necesitan Betos, Titos, Carlos
que escriban poemas. Alejandras y Marthas
que escriban. Nombres para poetas,
anagramas, seudónimos y contraseñas
para el chat room del verso se necesitan.

Una poesía aquí del cirujeo en la veredas.
Una poesía aquí de la mendicidad en las instituciones.
Una poesía de los salones de lectura de versos.

fogwill
* Rodolfo Fogwill (1941-2010) fue un escritor y sociólogo argentino. Obtuvo la licenciatura en Sociología en la Universidad de Buenos Aires donde se desempeñó como profesor titular. Escribió poemas, cuentos, novelas, ensayos sobre temas relacionados con la comunicación, literatura y política. Conformó la cuadrilla de docentes de la Facultad Libre de Rosario. Entre sus obras se destaca la novela “Los Pichiciegos” (1983) y el libro de cuentos “Muchacha Punk” (1992). En 2004 obtuvo el Premio Nacional de Literatura por su novela Vivir Afuera.